Lunes, 19 Junio 2017 11:42

Las armas de fuego son responsables de la muerte de casi 1.300 niños cada año EE.UU., según un estudio

Rate this item
(0 votes)

(CNN) - Un grupo de estudiantes revoltosos de tercer grado entró a un salón de clases en Seattle un día de otoño. Uno de ellos arrojó su mochila y el horror empezó.

Ese estudiante había traído un arma de sus padres a la escuela y la llevaba en su morral. Cuando este cayó al piso, el impacto hizo que el arma se disparara, mandando una bala directamente al abdomen de una estudiante, dijo Thomas Weiser, cirujano de trauma del Centro Médico de la Universidad de Stanford.

Weiser atendió la herida de bala de la menor de tercer grado cuando terminaba una beca en el Harborview Medical Center en Washington, en 2011.

Cuando la estudiante llegó al hospital, despierta y alerta con el agujero de una bala sangrando justo debajo de su corazón, tenía una expresión chocante de confusión en sus ojos cafés, dijo Weiser.

“Tenía esta mirada en sus ojos. No era miedo… Obviamente tenía un poco de miedo… pero recuerdo que mi impresión era que ella tenía esta pregunta: ¿Por qué está pasando esto? Ella no podía procesar realmente nada de lo que estaba pasando a su alrededor”, dijo Weiser. “Sobrevivió pero tenía esta terrible herida”.

Ahora, un estudio basado en información de entre 2012 y 2014 sugiere que, en promedio, unos 5.790 niños en Estados Unidos han recibido tratamiento médico en una sala de emergencia cada año por heridas relacionadas con armas. Cerca del 21% de estas heridas no son intencionales, similares al caso de los niños de tercer grado.

 

Entre 2012 y 2014, en promedio, 1.297 niños en Estados Unidos murieron cada año por una herida relacionada con arma de fuego, publicó la revista Pediatrics este lunes.

El estudio también reveló qué estados en el país tuvieron más de esas muertes entre niños y en cuáles estados los niños pueden estar en más riesgo de sufrir una herida de bala.

“Cuando empiezas a poner números como esos en vidas reales, gente real que cada día está herida por un arma de fuego… esto confirma una estadística de la que ya sabemos mucho”, dijo Weiser, que no está involucrado en el estudio.

Los médicos también enfatizan que hay métodos disponibles para almacenar y asegurar las armas de fuego y ponerlas lejos de los niños, y recomiendan que los padres empleen esos métodos cuando guarden armas en sus casas.

Los niños y las armas

Los investigadores examinaron desde información nacional sobre heridas fatales con armas de fuego hasta certificados de defunción en la base de datos del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés).

Para heridas con armas de fuego no fatales, los investigadores examinaron información de la base de datos del Sistema Nacional de Vigilancia de Lesiones Electrónicas de la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos.

Especialmente, revisando las muertes y heridas entre menores de 17 años, los investigadores analizaron información de tendencias que ocurrieron entre 2002 y 2014.

Encontraron que, entre las muertes, un 53% fueron homicidios, 38% fueron suicidios, 6% fueron involuntarias y 3% estuvieron relacionados con orden público o no determinados. Entre las heridas, 71% fueron ataques, 21% no intencionales, 5% se relacionaron con aplicación de la ley o no determinadas y un 3% daño autoinflingido.

Sobre las heridas no intencionadas con armas de fuego, Weiser dice que el caso de la niña de tercer grado que él atendió no fue el primero que vio en un menor de edad. Otro caso involucraba a un niño de unos 9 años a quien le dieron un arma de regalo de cumpleaños.

“Él le disparó a su hermano de 6 años, jugando en el patio trasero”, dijo Weiser, agregando que los hallazgos del nuevo estudio muestran que los niños son mucho más propensos a resultar heridos con armas de fuego que las niñas.

Los varones ocupan el 82% de todos los niños que mueren por armas de fuego y un 84% del total de heridas no fatales que fueron tratadas médicamente. Los niños negros tenían tasas más altas de homicidio con armas de fuego, mientras que los niños blancos y nativos americanos tenían índices más altos de suicidios con armas de fuego.

Esos patrones de muertes relacionadas con armas parecen fluctuar entre estados.

Read 127 times